¿Qué estás buscando?

El coche eléctrico en España

Actualidad

El coche eléctrico en España, ¿para cuándo?

La descarbonización del transporte es uno de los mayores retos que deberá afrontar España en los próximos años. Se trata de una cuestión estratégica, clave en la Transición Energética que arranca con la reciente aprobación de la Ley de Cambio Climático, ya que este sector consume energía que procede hasta en un 95%, según datos del informe Monitor Deloitte 2018, de derivados petrolíferos. Abordar la descarbonización requerirá implementar distintas líneas de actuación, desde la electrificación del parque móvil nacional, con el despliegue del coche eléctrico en España, hasta el desarrollo de combustibles alternativos no contaminantes o la transformación de la movilidad urbana.

Por lo tanto, alcanzar el objetivo de reducción de emisiones en un 23% respecto a los niveles de 1990 necesitará importantes esfuerzos transformadores que deberán producirse en el corto plazo. Con un calendario tan ajustado, ¿Cuándo llegarán los vehículos eléctricos a nuestras carreteras? ¿Cuándo se impondrán las nuevas formas de movilidad frente al modelo actual? Aunque de forma teórica, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) contempla una fecha muy concreta para el despliegue definitivo del coche eléctrico en España, algo así como un punto de no retorno donde los vehículos no contaminantes serán la norma y no la excepción.

El coche eléctrico, clave para la Transición Energética

Según la European Automobile Manufacturers Association (ACEA), en el año 2019 el coche eléctrico en España representaba un 1,4% del total, muy lejos de, por ejemplo, el 55,9% de Noruega, país de referencia en lo que respecta a esta tecnología. Sin duda, alcanzar los objetivos de reducción de emisiones requerirá reducir nuestro consumo de combustibles fósiles, no solo en el sector del transporte, sino también en otras industrias. La idea sobre la que se asienta todo el plan es la siguiente: sustituir los motores de combustión tradicionales por motores eléctricos para que, de esta forma, pueda penetrar en este sector la energía limpia producida con renovables.

¿Sabes qué es el hidrógeno verde?

Te contamos cómo es el combustible sobre el que se asienta la Transición Energética: no contaminante, altamente reactivo y producido a partir de renovables .

Para que se materialice esta tecnología y veamos este tipo de automóviles en nuestras carreteras, se deberán desplegar las infraestructuras de recarga públicas necesarias. La Ley de Cambio Climático contempla instalar, al menos, un punto de recarga eléctrico en todas aquellas gasolineras que comercialicen anualmente más de cinco millones de litros de gasolina o gasóleo. En este sentido, con la innovador figura jurídica de las comunidades energéticas locales, se abre la puerta a la proliferación de nuevos puntos de recarga alimentados con los excedentes de energía renovables producidos en los autoconsumos colectivos de la zona.

Además, la popularización del comercio electrónico y su previsible aumento en los próximos años incrementará la distribución de mercancías dentro de las ciudades. Así, la entrega de pequeñas cargas implicará un mayor número de vehículos de reparto en los núcleos urbanos, congestionando más el tráfico, elevando el consumo energético y, de no evitarlo, empeorando también la calidad del aire.

Tren impulsado con hidrógeno renovable
Tren impulsado con hidrógeno renovable

Más allá de las infraestructuras y reformas necesarias para la llegada del coche eléctrico, debemos tener en cuenta que la digitalización introducirá dinámicas en la gestión del trasporte que mejorarán su eficiencia y ayudarán a su descarbonización. Por ejemplo, instalar sistemas que permitan centralizar recursos u optimizar la carga media de los vehículos de reparto serán algunas de las líneas estratégicas. A todo ello hay que sumarle la pujanza de los vehículos autónomos, o la popularización del concepto de movilidad como servicio (MaaS), donde el modelo tradicional basado en el pago por propiedad será sustituido por otro tipo de servicios altamente automatizados.

La popularización del coche eléctrico en España

Otra fuerza motriz impulsora de la descarbonización del sector [del transporte] será la presencia de renovables en la movilidad-transporte que alcanza en 2030 el 28% de la electrificación (5 millones de vehículos eléctricos en ese año) y el uso de biocarburantes avanzados” avanza el PNIEC en su preámbulo.

¿Sabes cuál es la historia del primer panel solar de la historia?

Cómo unos cuantos científicos abrieron el camino para lo que hoy es una tecnología que cambia paradigmas

Podemos concluir que el PNIEC prevé llegar al 2030 con un total de 5 millones de coches eléctricos en España, incluyendo en esta categoría otro tipo de vehículos, como furgonetas, motos y autobuses. Luego, en la Medida 2.4 del documento, donde se especifican las acciones para el impulso de esta tecnología, abunda: “aumentar su número comportará una serie de ventajas en cuanto al cumplimiento por parte de los fabricantes, de los objetivos de reducción de CO2, el cumplimiento de los requisitos de calidad del aire en las ciudades señalados por la Directiva 2008/50/CEE, la reducción de la dependencia de los derivados del petróleo y la mejor gestión de la demanda al actuar sobre la curva de carga del sistema eléctrico, siempre que se promueva una recarga inteligente”.

Recarga del coche eléctrico en España

¿Podemos esperar un programa de incentivos económicos por parte del Gobierno para la compra de coches eléctricos? En parte sí, y en parte no. El MITECO confía en que la electrificación masiva del transporte comenzará cuando los coches eléctricos alcancen la paridad de precios con los convencionales, un punto que se producirá, según las estimaciones del ministerio, en algún punto del año 2025, empujado en parte por el abaratamiento de las baterías y demás tecnologías asociadas.

Sin embargo, sí se contemplan programas de apoyo público al coche eléctrico en España. Por un lado, en forma de ayudas a fondo perdido para la adquisición de vehículos por parte de particulares y empresas (MOVELE, MOVEA, MOVALT, MOVES) y para la instalación de puntos de recarga. Por otro lado, los Presupuestos Generales del Estado del 2017 ya habilitaban al Gobierno para establecer un sistema de ayudas para el apoyo a la movilidad basado en criterios de eficiencia energética, sostenibilidad e impulso del uso de energías alternativas. También “el Ministerio de Hacienda analizará la conveniencia y viabilidad de una reforma fiscal en el sector del automóvil, dirigida a internalizar las externalidades ambientales de los combustibles fósiles, en la que se podría considerar entre otros la reforma del Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte (IEDMT) o impuesto de matriculación para actualizar los umbrales de emisiones de CO2 a partir de los cuales ahora se abona el impuesto” especifica el PNIEC.

En definitiva, 2025 es el año clave para determinar si las previsiones del Gobierno eran acertadas o si se requerirán medidas extraordinarias para agilizar la descarbonización del transporte.

Fuente: PNIEC | Imagen de portada: Acciona

Más artículos

Actualidad

Con esta ampliación, la compañía abulense pretende consolidarse como la mayor plataforma de inversión en proyectos de energías renovables de España Gracias a la...

Energías Renovables

El efecto fotoeléctrico es un fenómeno que se produce cuando las partículas de luz (fotones, portadores de radiación electromagnética) impactan sobre un material y...

Cambio Climático

La energía nuclear es la que proviene de reacciones nucleares y se utiliza para obtener energía eléctrica, mecánica o térmica. Esta energía procede de...

Copyright © 2021 | Fundeen