¿Qué estás buscando?

Chiringuitos financieros

Cultura Financiera

Diez consejos útiles para no caer en chiringuitos financieros

Los fraudes financieros están al día, y los avances tecnológicos hacen que cada vez sea más difícil protegerse de ellos y distinguirlos. Ser cauto y pedir siempre información puede marcar la diferencia para evitar estas estafas

El término chiringuitos financieros define informalmente aquellas entidades que ofrecen y prestan servicios de inversión sin estar autorizadas para hacerlo. Estos son una estafa que utilizan para apropiarse del capital de las víctimas al hacer creer a los inversores que están depositando su dinero en una inversión de alta rentabilidad.

La crisis de la pandemia de COVID-19 ha supuesto un incremento del número de personas interesadas por el mundo de la inversión, y paralelamente ha crecido también el de estafadores que pretenden aprovecharse de ello. Por ello es fudamental conocer cómo evitar estas tapaderas que habitualmente suelen ofrecer inversiones de altísima rentabilidad en muy poco tiempo.

Cada vez las autoridades policiales se encuentran con estafas más sofisticadas, más complicadas de detectar y que se apoyan en el uso de las nuevas tecnologías para hacerse con datos y dinero de los usuarios. En el mundo de la inversión, conviene ser cauto, invirtiendo sólo en plataformas autorizadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y tener una visión a largo plazo.

Estos chiringuitos suelen presentar productos con una gran rentabilidad y utilizan chantajes emocionales para obligar a quien haya captado a depositar su dinero rápidamente con frases como «se va a arrepentir si no acepta» o «nunca se hará rico si se arriesga», entre otras.

Posteriormente, cuando el dinero ya ha sido entregado desaparecen y ya no se puede contactar con ellos, o se escudan en que la inversión no ha salido como se esperaba y ha generado pérdidas que no pueden justificar.

Uno de los errores más típicos es caer en la falsa confianza de que es imposible que nos engañen, pero las técnicas que utilizan estos chiringuitos para conseguir clientes y la sofisticación tecnológica provoca que cualquiera con ganas de invertir y con falta de experiencia pueda caer en estas redes.

Decálogo

La propia CNMV ha redactado un decálogo para evitar caer en estas estafas:

  • Consejo 1: Hay que verificar que la entidad que envía el contacto con una oferta de inversión está autorizada por los organismos pertinentes (CNMV y Banco de España). Si no es suficiente, es preciso buscar el nombre de dicha empresa en internet consultando las noticias sobre esta. En caso de seguir teniendo dudas, hay que acudir los profesionales de la CNMV.
  • Consejo 2: Recordar que estos “chiringuitos” son peligrosos y su principal objetivo va a estar en intentar engañar. Ante cualquier sospecha hay que preguntar y adoptar una actitud activa. Hay que hacer las preguntas necesarias sobre las características del servicio y de la inversión que se proponen. Si contestan por escrito mucho mejor para dejar constancia de todo el proceso. Si responden con demasiados tecnicismos, o intentan confundir, desconfía.
  • Consejo 3: Cuidado cuando se observen las siguientes actitudes y señales a la hora de negociar la inversión:
  • Llamadas o correos inesperados. Estas ‘empresas’ se especializan en el robo de datos personales para captar nuevos clientes. Hay que dudar de cualquier llamada que inmediatamente le ofrece grandes ganancias, así como de correos electrónicos de direcciones que nunca habían contactado anteriormente.
  • Urgencia de la inversión. En este tipo de fraudes, las personas que están detrás no pretender informar al estafado porque cuanto antes se cometa el ‘robo’, mejor. Así que habitualmente acostumbran a meter prisa a la hora de hacer la inversión. Una práctica bastante poco común en las empresas auditadas y acreditadas por la CMNV, donde la información es la base de la relación entre inversor y asesor.
  • Bonificaciones de entrada. Si quienes invitan a invertir ya ofrecen un dinero por solo hacerlo, hay que desconfiar.
  • Esquemas piramidales en los que piden que también se ayude en la captación de clientes. La inversión es una decisión personal que requiere un riesgo, así que estas técnicas de captación de otros futuros inversores posiblemente indiquen que se trate una estafa.
  • Presión psicológica tendente a adoptar una decisión inmediata. Como ya se ha mencionado, los chiringuitos utilizan frases como «se va a arrepentir si no acepta» o «nunca se hará rico si se arriesga», entre otras.
  • Consejo 4: Ojo al fraude a través de internet y redes sociales. No hay que dejarse engañar por la sofisticación de algunas páginas web que imitan a la perfección el diseño de las originales a las que intentan suplantar. Para ello es imprescindible mantener especial atención a la dirección URL y también a qué enlaces lleva esa página. Es preciso mantenerse en alerta ante ofertas no solicitadas a través de sus perfiles de redes sociales, y no hay que dejarse engañar por la afinidad de sus ‘seguidores’, ya que este dato es fácil de manipular a través de la venta de ‘followers’.
  • Consejo 5: Es importante desconfiar de altas rentabilidades sin riesgo, como indica el dicho popular «nadie regala duros por pesetas». No se fíe de productos complejos que no entienda y de mercados extranjeros. En definitiva, no invertir en lo que no se comprende es una buena regla.
  • Consejo 6: Cuidado con las comisiones y gastos. Como en cualquier gestión en la que haya dinero de por medio, bien sea financiera o bancaria, siempre es importante tener controlados todos los detalles.
  • Consejo 7: Está bien asegurarse de que los productos que ofrecen existen y contrastar la información que aportan sobre la cotización de los valores que quieren vender.
  • Consejo 8: Todos estamos expuestos a ser objeto de fraude. Cuidado si no solicitan información: los intermediarios financieros autorizados que ofrecen un producto deben evaluar su conveniencia (experiencia y conocimientos) y/o idoneidad (experiencia y conocimientos, situación financiera y objetivos de inversión) a través de un perfil o cuestionario.
  • Consejo 9: Si no logras que te devuelvan el dinero, no continúes realizando aportaciones, ya que en muchas ocasiones estas empresas justifican que la inversión inicial ha dado pérdidas y que ahora es el momento de volver a invertir esperando el cambio de tendencia.
  • Consejo 10: Hay que poner en conocimiento de la CNMV cualquier incidente sospechoso de fraude y denunciar lo ocurrido en la Policía o el Juzgado correspondiente.
Bonus

Cuando se trata de estafar dinero no importa el volumen que se vaya a invertir, desde 50 euros hasta una cantidad desorbitada. Estos ‘chiringuitos financieros’ van siempre un paso por delante, llegando incluso a alquilar oficinas de lujo para atraer a inversores y ganarse su confianza para después desaparecer sin rastro con el dinero. En conclusión, en cuestión de dinero e inversiones, es mejor desconfiar siempre e informarse en cantidad.

Más artículos

Actualidad

Con esta ampliación, la compañía abulense pretende consolidarse como la mayor plataforma de inversión en proyectos de energías renovables de España Gracias a la...

Energías Renovables

El efecto fotoeléctrico es un fenómeno que se produce cuando las partículas de luz (fotones, portadores de radiación electromagnética) impactan sobre un material y...

Cultura Financiera

Invertir en renovables, en esencia, consiste en adquirir una serie de equipos (paneles solares, aerogeneradores, biodigestores…) para producir energía que luego se venderá al...

Copyright © 2021 | Fundeen